• Más de 250 000 de pedidos al año
  • Más de 40 millones de imanes en stock

FAQ - Preguntas más frecuentes

¿Por qué el mismo imán de la competencia dispone del doble de fuerza de sujeción?

La fuerza de sujeción que indicamos en nuestra tienda ha sido determinada de manera empírica y se puede alcanzar en condiciones ideales. Las mediciones con instrumentos incorrectos permiten indicar y publicitar fuerzas de sujeción demasiado elevadas.
A menudo, nuestros clientes nos preguntan por qué un imán de neodimio determinado de la competencia dispone de, p. ej., 400 kg de fuerza de sujeción, mientras que un imán nuestro del mismo tamaño es mucho más "débil". Esto es así porque ciertas empresas de la competencia actúan incorrectamente a la hora de determinar la fuerza de sujeción (véase más abajo). Nosotros estamos encantados de poder exponer con toda claridad nuestro procedimiento.
Índice

Procedimiento para determinar la fuerza de sujeción en supermagnete

El procedimiento para determinar la fuerza de sujeción depende del imán. La fuerza de sujeción de imanes con simetría rotacional la calculamos mediante un programa informático. Este es también la base de nuestra herramienta de fuerza de sujeción, la cual calcula el valor de forma autónoma a partir de los datos introducidos. En los cubos, bloques y sistemas magnéticos, determinamos la fuerza de sujeción con una máquina profesional de la que disponemos desde 2020. Anteriormente, determinábamos la fuerza de sujeción con una máquina desarrollada por nosotros mismos. A continuación, encontrará más información al respecto.

Con esta máquina, medimos la fuerza de sujeción del imán de cuatro a cinco veces. A continuación, calculamos la media, que luego indicamos en la tienda virtual para el producto correspondiente. Así pues, puede estar seguro de que la fuerza de sujeción especificada por nosotros se alcanzará de verdad en condiciones ideales. Para saber cuándo se dan estas condiciones ideales, consulte nuestras FAQ «¿Con qué fuerza se adhiere este imán?».

Mediciones con nuestra máquina profesional

Preparación
Para los imanes con inserto roscado o rosca interior, enroscamos los ganchos adecuados. El imán se cuelga de ellos con una cuerda resistente (de color verde en la imagen). En los otros imanes, pegamos un bloque de madera en el que luego enroscamos un gancho. En lugar de madera, también podríamos utilizar aluminio u otro material no magnético. En este sentido, es importante que el pegamento no se desprenda al aplicársele la menor resistencia o fuerza.
Procedimiento de medición
1. Fijamos el imán a la placa de acero de 2 cm de grosor situada en la parte inferior de la máquina de medición de la fuerza de sujeción. El bloque de madera o los ganchos del imán apuntan hacia arriba.

2. Los ganchos del bloque de madera o del imán los unimos con una cuerda al dispositivo de la máquina.

3. En la máquina ajustamos la velocidad con la que el imán debe separarse de la placa de acero. Durante el proceso de medición, la placa de acero se desplaza hacia abajo, generando tensión.

Una vez realizados los ajustes deseados, la máquina se encarga de la medición tras pulsar un botón.

5. Repetimos el proceso de medición varias veces a la misma velocidad. El imán lo colocamos cada vez de forma un poco diferente para incorporar diferentes posibilidades.

6. Tras repetir el proceso entre cuatro y cinco veces, calculamos la media de los resultados. Así podemos garantizar el valor para el imán correspondiente con la conciencia bien tranquila.

Mediciones con nuestra máquina de medición de fuerza de sujeción

Antes de decidirnos a utilizar la máquina descrita anteriormente, medíamos la fuerza de sujeción con una máquina de medición de fuerza de sujeción desarrollada por nosotros mismos. El proceso de medición era similar al actual.

Para determinar la fuerza de sujeción de nuestros imanes de neodimio, primero calculábamos la fuerza de sujeción con un programa informático. A continuación, preparábamos los imanes para la máquina. También utilizábamos bloques de madera y ganchos. Sin embargo, la tracción de los imanes no estaba automatizada en esta máquina, sino que se aplicaba manualmente mediante un gato montado en el lateral.

Preparación
Pegamos un bloque de madera en cada imán y, a continuación, le enroscamos un gancho. En lugar de madera, también podríamos utilizar aluminio u otro material no magnético.

Medición
1. Fijamos el imán a la placa de acero de 2 cm de grosor situada en la base de la máquina de medición de fuerza de sujeción. El bloque de madera apuntaba hacia arriba.
2. Unimos el gancho de la máquina al gancho del bloque de madera con un mosquetón.
3. A continuación, aplicamos tracción con el gato instalado en el lateral hasta que el imán se soltó de la chapa. La báscula digital integrada se detuvo en cuanto se alcanzó la fuerza de sujeción máxima.

Vídeo de una medición

Grabamos en vídeo la medición de la fuerza magnética de un gancho magnético. En este caso, el procedimiento es algo más sencillo al descrito anteriormente, ya que el gancho de la máquina se podía fijar directamente al gancho del imán en recipiente, por lo que no hubo que pegar ninguna pieza de madera. En el vídeo se oye un ruido similar al de un muelle cuando el gancho magnético se suelta del metal. En los segundos 0:33/34 se puede ver cómo se suelta. Tras soltarse, el imán queda tan próximo a la placa de acero que hay que mirar con mucha atención.

Mediciones incorrectas con acero

A menudo, otros proveedores colocan sobre el imán una pieza de acero. Sin embargo, el metal ubicado sobre el lado opuesto aumenta la fuerza de sujeción del imán de manera masiva. Mediante este sistema, se mide realmente la fuerza de sujeción de un sistema magnético (imán entre dos placas de acero). No obstante, este tipo de medición no se corresponde con los métodos normalizados y definidos con exactitud para medir la fuerza de sujeción (véase documento más abajo).
Este tipo de mediciones incorrectas desde un punto de vista técnico permiten indicar, p. ej., una supuesta fuerza de sujeción de 400 kg en un imán de neodimio grande de 50 x 50 x 25 mm (comparable con nuestro IMÁN DE LA MUERTE), lo que es sencillamente imposible. Un imán de estas dimensiones no puede alcanzar esta fuerza de sujeción ni siquiera con la magnetización más fuerte, la N52.
Así pues, en último término estos proveedores están engañando a sus clientes. Es posible que nuestras fuerzas de sujeción parezcan menos espectaculares a las de la competencia, pero sí que se pueden alcanzar de manera efectiva.

Conclusión

Los imanes en que los factores "forma", "tamaño" y "calidad" son idénticos muestran la misma fuerza de sujeción. En consecuencia, un bloque magnético de 50 x 50 x 25 mm y calidad N42 dispone de una fuerza de sujeción de aprox. 100 kg, independientemente del proveedor.